Ecommerce, compra online

Al recibir bastantes preguntas al respecto, vamos a tratar el tema de las obligaciones relativas al IVA de aquellos que vendéis productos online, desde cualquiera de las plataformas existentes para ello.

Vamos a centrar este post en la venta de bienes y dejaremos la prestación de servicios para un post posterior.

Partiremos de un empresario que está localizado, que es residente, en el TAI (territorio de aplicación del IVA, la Península y Baleares) y que vende a particulares en distintos Estados miembros  de la Unión (E.M.U)

Vamos a explicarlo con un ejemplo, supongamos, que los bienes salen del TAI con destino,  a Italia, lugar de residencia  del particular que adquiere nuestro producto.  La localización de la entrega (en origen o en destino) será la clave para determinar si la recaudación de IVA corresponde al TAI o corresponde a Italia. Las normas de la UE establecen que la entrega se entenderá realizada en el país de origen (TAI) en tanto en cuanto nuestras ventas a cada uno de los E.M.U no hayan superado un determinado “umbral de ventas” establecido por cada uno de los Estados miembros.  Ese umbral va desde los 35.000€ a los 100.000€.

Como vendedores estamos obligados a conocer el umbral establecido por cada E.M.U donde residan nuestros “compradores particulares” es decir, no empresarios y  a llevar un control de nuestras ventas a particulares por E.M.U.

Nuestras ventas de 0 a 35.000€ (que es el umbral establecido por Italia) tributarán en el TAI, por tanto emitiremos una factura al particular comprador italiano con IVA al 4%, al 10% o al 21% que son los tipos impositivos vigentes en el TAI.

Una vez nuestras ventas superen los 35.000€ estaremos obligados a registrarnos en el país de destino de nuestras ventas a particulares para cumplir allí con nuestro ingreso de IVA.

 

 

A partir del 1 de enero del año 2.021 se unificarán los umbrales a la cifra de ventas de 10.000€ y también se simplificarán las obligaciones formales, ya no tendremos de darnos de alta en cada país de destino de nuestras ventas una vez superado el umbral, sino que, podremos utilizar la llamada “ventanilla única” que a la fecha de hoy solamente se utiliza para liquidar el IVA en determinados servicios prestados por vía electrónica