El patrimonio neto de una entidad es un concepto residual, a saber, la diferencia entre sus activos (bienes y derechos) y sus pasivos (obligaciones y deudas). Todo lo que no sea Activo ni Pasivo, será Patrimonio Neto. A su vez, el Patrimonio Neto se compone de los Fondos Propios, los Ajustes por cambios de valor y las Subvenciones.

Fijándonos ahora en los Fondos propios de la entidad, podríamos decir que son “las aportaciones realizadas por los socios” (el capital aportado, más los beneficios obtenidos menos las pérdidas acumuladas)

Operativa contable aplicable en la transmisión de acciones propias

El Plan General de Contabilidad (PGC) en su “Norma 9ª Instrumentos Financieros” desarrolla en su apartado 4 y bajo el título “Instrumentos de Patrimonio propio” la operativa contable a seguir en las transacciones realizadas con “sus propios instrumentos de patrimonio”.

En este sentido el PGC establece que en el caso de que la empresa realice cualquier tipo de transacción con sus propios instrumentos de patrimonio, “su importe se registrará en el Patrimonio Neto como una variación de los Fondos Propios” y añade que “en ningún caso podrán ser reconocidos como activos financieros de la empresa ni se registrará resultado alguno en la cuenta de pérdidas y ganancias

Fiscalidad de la transmisión de acciones propias

La Dirección General de Tributos en su Resolución vinculante V0245 de fecha 22 de enero de 2016 estableció que dado que la Ley del Impuesto sobre sociedades (IS) no contiene ninguna  regulación específica  acerca del tratamiento fiscal de las operaciones de transmisión de acciones propias, será de aplicación el criterio contable. De lo anterior se desprende que la transmisión de acciones propias no tendrá efectos en la Base Imponible del  IS pues se trata de una variación del Patrimonio Neto que no tiene la condición de ingreso o gasto a que se refiere el artículo 36 del Código de Comercio.

Pongamos un ejemplo

La empresa A con un capital de 100.000€ compra a uno de sus socios sus participaciones (20% de A) por importe de 20.000€.

Asiento contable

20.000€ Participaciones propias (108)  a  Bancos (572) 20.000€

Los Fondos Propios tras la compra quedaría de la siguiente forma:

100.000€ (capital) -20.000€ (autocartera) = 80.000€

Con posterioridad vende dichas participaciones por 30.000€

Asiento contable

30.000€ Banco (572)  a  Participaciones propias (108) 20.000€

                                                                 Reservas (113) 10.000€

Los Fondos Propios tras la venta quedarían de la siguiente forma:

100.000€ (capital) +Reservas 10.000€ = 110.000€

Ninguna de las anteriores operaciones tienen reflejo en Pérdidas y Ganancias porque la sociedad no ha adquirido ningún activo, se ha limitado a devolver al socio el capital aportado.

Leer más