En nuestro post de hoy tratamos otra importante modificación en el Impuesto sobre el Valor Añadido que entrará en vigor el próximo 1 de marzo de 2020.

 

¿En qué consisten las operaciones en cadena?

Son operaciones en las que unos determinados bienes van a ser enviados a otro Estado miembro (EM) directamente por el primer proveedor con destino al último de los intermediarios  de la cadena de sucesivas entregas  entre diferentes empresarios. Eso va a requerir  un único transporte intracomunitario y va a vincular al proveedor y al último intermediario.

¿Dónde se recoge esta modificación?

Se modifica el artículo 68.Dos.1º de la LIVA (regla de localización de las entregas de bienes que son objeto de expedición o transporte) estableciéndose una regla adicional a la general  que localiza la entrega de los bienes en el lugar donde se inicia el transporte (no en el lugar de donde parte la mercancía).

El transporte se entenderá vinculado  a la entrega de bienes realizada por el proveedor a favor del intermediario únicamente cuando este último haya comunicado a su proveedor un NIF-IVA suministrado por España.  Una vez comunicado el NIF-IVA al proveedor, éste realizará una entrega interior al intermediario ( NIF-IVA España) sujeta en el TAI (por inversión de sujeto pasivo en tanto en cuanto el proveedor no tenga NIF-IVA de España). La posterior entrega del intermediario al cliente final será una entrega intracomunitaria exenta.

¿Qué ocurre si el intermediario no comunica NIF-IVA de España?

En estos casos estaríamos en las habituales operaciones triangulares, que siguen en vigor recogidas en el artículo 26.3 LIVA.

La entrega de bienes efectuada por el proveedor a favor del intermediario, constituirá una entrega intracomunitaria de bienes exenta (el intermediario habrá comunicado un número de identificación fiscal facilitado por un EM distinto de España). El intermediario, que no dispone de NIF-IVA de España, realiza una adquisición intracomunitaria exenta en el TAI y una posterior entrega interior sujeta por inversión de sujeto pasivo.

En conclusión, esta nueva regla de localización y vinculación de la entrega del proveedor al intermediario va a facilitar la operativa de las transacciones entre distintos operadores siendo que solo a uno de ellos (último intermediario de la cadena) se le vincula con el transporte intracomunitario. Al ser esta nueva regla de localización, el resultado de la aplicación de una  directiva europea, ha sido adoptada por cada EM en su normativa interior.

Leer más