Hoy vamos a tratar un beneficio fiscal exclusivo de las PYMES  (aquellas entidades que en el ejercicio anterior no hubieran superado los 10 millones de cifra de negocio) a la hora de calcular el pago de su Impuesto sobre Sociedades (IS). Este beneficio fiscal va a permitir a  las PYMES   diferir el pago del IS. No es un beneficio “permanente” es un “retraso en el pago” del impuesto.  Lo debemos tratar como una ventaja fiscal que permitirá contar con más tesorería “hoy” y por tanto, un posible ahorro financiero.

¿Cómo se aplica la Reserva de Nivelación?

El cálculo de la cuota a pagar en concepto de IS parte del resultado contable,  que una vez ajustado por las diferencias  entre criterios contables y  fiscales,  nos lleva a la Base imponible previa del impuesto. Esta Base imponible previa, se reducirá en la Reserva de capitalización (tienes en nuestro blog un post sobre este tema) y en las Bases negativas de ejercicios anteriores. De ese modo llegamos a la Base imponible previa a la Reserva de Nivelación.

Las PYMES podrán minorar esta Base imponible previa a la reserva de nivelación, hasta el en un 10% de su importe. Las cantidades minoradas,  se adicionarán a la base imponible de los períodos impositivos que concluyan en los 5 años inmediatos. Por tanto, tenemos un plazo máximo de 5 años para sumar a la Base imponible la cantidad reducida con anterioridad.  Si en el transcurso de esos 5 años, tenemos bases imponibles negativas, deberemos adicionarlas obligatoriamente en ese ejercicio.

Además, la norma exige que contablemente, la entidad  dote una reserva por el importe de la minoración, que será indisponible (importe que no se podrá repartir a los socios)hasta el período impositivo en que se produzca la adición a la base imponible de la entidad.

Pongamos un ejemplo

Este ejercicio 2020 tenemos una Base imponible previa a la reserva de nivelación de 800.000€, la reducimos en 80.000€ tributando este ejercicio sobre una base de 720.000€. Este ejercicio  2020 tendremos un ahorro fiscal del 25% de 80.000€, por tanto, diferimos el pago de 20.000€. Inicialmente tendremos hasta el  ejercicio 2025 para adicionar los 80.000€ previamente reducidos.

Si en el ejercicio  2022 obtuviéramos una Base imponible negativa de, por ejemplo, (32.000€), deberemos, obligatoriamente,  adicionar este ejercicio  32.000€ de los 80.000€ anteriormente reducidos. Si no volvemos a tener Bases imponibles negativas, los restantes 48.000€ se adicionarán al finalizar el plazo de los 5 años establecidos en la LIS (artículo 105)

Si entre los ejercicios 2020 y 2025 no hubiésemos obtenido Bases imponibles negativas, será en el ejercicio 2025 cuando debamos llevar a cabo la adición y el consiguiente mayor pago de impuestos  a la presentación del impuesto.

 

Leer otro artículo