Ahora que se acerca el periodo de declaración del Impuesto sobre la renta de las personas físicas, convendría recordar, los requisitos que se han de cumplir, para considerar excluidas de gravamen la ganancia patrimonial obtenida en la venta de nuestra vivienda habitual.

Concepto de vivienda habitual

La vivienda habitual, es aquella en la que el contribuyente ha residido durante un plazo continuado de, al menos, 3 años. Pero no perderá la condición de vivienda habitual, aunque no haya transcurrido este plazo, si se produce el fallecimiento del contribuyente, o se produce un cambio de domicilio por circunstancias tales como, el matrimonio, la separación o el traslado laboral.

Otro requisito para que la vivienda se considere la residencia habitual del contribuyente, es que ha de ser habitada, en el plazo de los 12 meses siguientes a su compra.

Ganancia patrimonial exenta

Se va a considerar exenta la ganancia patrimonial obtenida en la transmisión de la vivienda habitual cuando el importe total obtenido se reinvierta en la adquisición de una nueva vivienda habitual. Cuando el contribuyente, para adquirir la vivienda transmitida, hubiese solicitado financiación, se considerará, a los solos efectos de la reinversión, como importe total obtenido, el resultante de minorar el valor de transmisión en el principal del préstamo pendiente de amortizar.

En el caso de reinversión parcial, estará exenta la ganancia patrimonial obtenida en proporción a la cantidad reinvertida.

Rehabilitación de viviendas

Se va a asimilar a la adquisición de vivienda la rehabilitación de viviendas. Estaremos ante una rehabilitación cuando el objeto principal sea la reconstrucción mediante la consolidación de lo ya existente (estructuras, fachadas, cubiertas) y que los costes de la rehabilitación superen el 25% del precio de adquisición.

Plazo para reinvertir

La reinversión del importe obtenido se deberá realizar en el plazo máximo de 2 años desde la transmisión de la vivienda habitual.

Cuando la reinversión no se hiciese en el mismo año de la venta, el contribuyente deberá hacer constar en la declaración anual del IRPF del ejercicio en el obtenga la ganancia patrimonial su intención de reinvertir.

También dará derecho a la exención, las cantidades obtenidas en la venta, que se destinen a pagar el precio de una vivienda que se hubiese adquirido en el plazo de los 2 años anteriores a la transmisión de aquella.

Leer más