Grupo de sociedades

El  impuesto sobre el patrimonio grava el “patrimonio neto de las personas físicas” es decir, los bienes y derechos de contenido económico  una vez deducidas las deudas y obligaciones.

Este impuesto contempla una serie  de exenciones, entre otras,  la relativa a las participaciones en entidades, eso sí, siempre que se cumplan una serie de requisitos.

Requisitos para la exención de participaciones en entidades

  1. Que la entidad realice de manera efectiva una actividad económica y no tenga por actividad principal la gestión de un patrimonio mobiliario o inmobiliario. Por tanto la exención no se aplicará a las sociedades patrimoniales
  2. Que, cuando la entidad revista forma societaria, no sea la representante de un grupo fiscal y presente declaraciones por el grupo.
  3. Que la participación del sujeto pasivo en el capital de la entidad sea al menos del 15 %.
  4. Que el sujeto pasivo ejerza efectivamente funciones de dirección en el seno de la entidad, percibiendo por ello una remuneración que represente más del 50% de la totalidad de sus rendimientos del trabajo y de actividades económicas.

En este último punto la Administración tributaria  exige que se “acredite fehacientemente” que se vienen ejerciendo esas funciones de dirección mediante los cargos de Presidente, Director General, Gerente, Administrador u órgano equivalente que implique la toma de decisiones en la empresa. 

Pongamos dos ejemplos

Primer ejemplo

La empresa X.S.L  tiene como socio único y administrador al Sr. Matías siendo este cargo retribuido anualmente con un importe de 10.000€. Además el Sr. Matías que trabaja en la empresa, tiene un sueldo anual de 60.000€.

En este caso no se cumple el  requisito de que su retribución como administrador (10.000€) represente más del 50% de la totalidad de sus rendimientos del trabajo y actividades económicas (10.000€+60.000= 70.000/2= 35.000€) por tanto,  el Sr. Matías deberá incluir en su declaración anual el valor de su empresa (Valor de los Activos  una vez deducidas las deudas)

Segundo ejemplo

La empresa Y.S.L  tiene como socio  al 20% y administrador  al Sr. Rodríguez,  siendo este cargo no retribuido. Además el Sr. Rodríguez ejerce en la empresa funciones de dirección general habiendo firmado un contrato como “Director General” y encargándose de las decisiones más importantes de la entidad. El Sr. Rodríguez no percibe otras remuneraciones del trabajo ni de la actividad económica.

En este caso sí se cumplen los requisitos para la exención.

Leer más