Cuando un trabajador residente en España (porque en España se encuentra su principal fuente de rentas, su centro principal de intereses, vivienda, trabajo… y donde, durante el año, ha pasado más de 183 días) se desplaza fuera del país, por motivos de trabajo, podrá considerar exentas las rentas obtenidas fuera de España cuando se den ciertos requisitos. (Artículo 7p de la ley del IRPF y Artículo 6 del Reglamento del IRPF)

Requisitos de la exención

1º Que haya un efectivo desplazamiento (el trabajador deberá demostrarlo por cualquier medio de prueba)

2º Que el trabajo tenga como destinataria a una entidad extranjera, siendo irrelevante que la entidad española sea también beneficiaria de dichos trabajos (Tribunal Supremo STS  1056/2019 de 28 de marzo de 2019)

3º Que en el territorio en que se realicen los trabajos se aplique un impuesto similar a nuestro IRPF (que no sea un paraíso fiscal)

4º Que las cantidades exentas no superen los 60.100€ (no se incluirán en el cómputo los gastos de  manutención siempre que no superen los límites diarios de 91,35€ o 48,08€ si no se pernocta)

Pongamos un ejemplo

El Señor Ramírez trabaja para una empresa madrileña percibiendo un sueldo anual de 100.000€. Su empresa lo desplaza a Bruselas durante 61 días para atender a las necesidades de asesoramiento de uno de sus clientes. Por este motivo el Señor Ramírez percibe de su empleador una retribución específica de 10.000€. Recibe además unas dietas diarias de manutención que no superas los 91,35€ diarios, por lo que, conforme establece la Ley del IRPF están exentas de gravamen.

Retribuciones devengadas 100.000/365 x 61 días = 16.712,33€

Retribución específica                                             10.000€

Total percepciones exentas                             26.712,33€

Esta exención es incompatible con el régimen de excesos del IRPF

Esta exención del artículo 7p es incompatible con el régimen de excesos del artículo 9A3.b del reglamento del IRPF que determina que “estará exento el exceso” que perciban los empleados en concepto de sueldos por hallarse desplazados en el extranjero con respecto a las retribuciones que hubiesen obtenido en España.

En nuestro ejemplo la mejor opción es la que hemos desarrollado más arriba porque deja de tributar por 26.712,33€ mientras que en la otra opción habrían sido 10.000€

Leer más