transacciones intracomunitarias

En nuestro post de hoy vamos a tratar los requisitos y obligaciones que conllevaría para el  sujeto pasivo optar (modelo 036) por el ingreso del IVA de importación en el modelo de declaración-liquidación periódica (modelo 303).

A simple vista podemos apreciar que habría un diferimiento en el pago del IVA de importación, pues, nos liquidan en la Aduana, recibimos la carta de pago, y su importe lo ingresamos en la declaración-liquidación periódica correspondiente al periodo en el que recibimos dicha liquidación practicada por la Administración. Pero para poder «disfrutar» de este régimen, se deben cumplir una serie de requisitos…

Requisitos para su aplicación

Para poder aplicar este régimen de diferimiento en el pago del IVA de importación, el sujeto pasivo debe cumplir  los siguientes requisitos:

1º  El sujeto pasivo debe optar por su aplicación en el mes de noviembre anterior al año natural en el que deba surtir efecto

2º  El sujeto pasivo debe presentar mensualmente la declaración-liquidación de IVA, pudiendo encontrarse en cualquiera de las siguientes situaciones:

  • Gran empresa (volumen de operaciones superior a 6.010.121,04€
  • Estar inscritos en el régimen de devolución mensual (REDEME)
  • Aplicar el régimen especial de grupo de empresas

3º El sujeto pasivo debe llevar “obligatoriamente» los libros a través de la sede electrónica (SII)

Pongamos un ejemplo

Nos liquidan (con el DUA la carta de pago modelo 031) con fecha 26 de febrero por importe de 12.800€. Deberemos  incluir dicho importe  en nuestra  declaración-liquidación del mes de febrero (periodo de liquidación, entre el 1 y el 20 de marzo). Estamos retrasando el pago 23 días. Si entre el 1 y el 15 de marzo vendemos la mercancía importada pactando un periodo de cobro de entre 1 mes y 3 meses, financieramente no habríamos conseguido mucho con el diferimiento del pago.

En conclusión, para grandes empresas que ya vienen obligadas a liquidar el impuesto con periodicidad mensual, podría ser una ventaja, pero para las pequeñas empresas este régimen tiene un coste administrativo elevado (obligaciones mensuales, libros a través del SII) que deben valorar.

Leer más