vehiculo arrendamiento

En las operaciones de intermediación comercial nos podemos encontrar tanto la figura del agente intermediario, que no se hace dueño del bien o del servicio y que se limita a poner en contacto a vendedor y comprador, como también, la figura del “comisionista en nombre propio” que se hace dueño del bien entregado o del servicio prestado.


Comisionista en nombre propio en comisión de venta

En la transmisión de bienes o de servicios de comitente a comisionista en nombre propio la base de la factura emitida por el comitente será la contraprestación acordada por el comisionista con el tercero comprador del bien o del servicio menos la comisión que hubiese pactado previamente con el comitente. Por ese motivo, el devengo de ambas entregas no se podrá producir hasta que el comitente realice la entrega de los bienes al tercero comprador.

Pongamos un ejemplo

Un comitente entrega a un comisionista en nombre propio un coche para su venta pactando una comisión del 5%. El comisionista lo vende por 10.000€.

La base imponible de la entrega del comitente al comisionista será de 10.000 – (5% de 10.000€) = 9.500 € +IVA

Comisionista en nombre propio en comisión de compra

En la transmisión de bienes o de servicios de comisionista en nombre propio a comitente, la base de la factura emitida por el comisionista al comitente será la contraprestación acordada por el comisionista con el tercero comprador más la comisión previamente pactada con el comitente.
Por ese motivo, el devengo de ambas entregas no se podrá producir hasta que al comitente le sean entregados los bienes por el empresario vendedor.

Pongamos un ejemplo

Un comisionista en nombre propio entrega a un comitente una partida de ordenadores que ha comprado por 90.000 €. La comisión pactada es del 10%.

La base imponible de la entrega del comisionista al comitente es de 90.000 + (10% de 90.000) = 99.000 € +IVA

Leer máshttps://eddsolucionesparaempresas.com/blog/