Siguiendo con nuestra serie de publicaciones dedicadas al Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) hoy vamos a centrarnos en el concepto de «actividad accesoria» en el IVA.

Conforme indica el artículo 9 de la Ley del impuesto  “las actividades accesorias seguirán el mismo régimen que las actividades de las que dependan”   

Y ahora nos preguntaremos qué es una actividad accesoria. Estamos ante un concepto jurídico indeterminado que habrá que valorar en cada caso.

Requisitos que se deben cumplir para considerar que una actividad es accesoria de otra:

Debe contribuir a la realización de la principal.  Es decir, debe ser complementaria y necesaria para la realización de la actividad de la que dependa.

2º Que el volumen de operaciones de la actividad accesoria durante el año precedente no hubiera superado el 15% del volumen de la actividad de la que dependa. De ahí su carácter accesorio.

Pongamos unos ejemplos

  • Empresa agrícola produce y vende fresas gravando la entrega al tipo impositivo del 4%. A la vez realiza el transporte y la entrega en una de sus furgonetas. Deberá emitir una factura por ambos conceptos y gravados ambos al tipo impositivo del 4% .
  • Una entidad privada autorizada presta servicios de formación exentos. A la vez, presta a los alumnos servicios de tutoría. Las tutorías (que no son formación) se consideran un servicio accesorio a la formación (siempre que no superen el 15% comentado) De manera que esta entidad emitirá facturas exentas de IVA por estas actividades.

Leer más